Ya sé que ese no es el concepto, pero no puedo evitar que cada vez que veo el spot del Nissan Qashqai (bonito nombre) me venga a la cabeza la frase “el monopatín de Dios”

No sé vosotros, pero a mí me parece un brief muuucho más chulo que algo tipo “hecho para las ciudades”…
A veces me pasan esas cosas; veo una ejecución y se me va la olla imaginando conceptos creativos espectaculares que desafían el contínuum espacio-tiempo. Y una semana después, leo en el Anuncios que el brief era algo terriblemente prosaico, y que, de hecho, la ejecución creativa no partía de ese concepto rupturista sino de algo como “el otro día vi unos adolescentes en monopatín y pensé que sería chulo hacerlo con un coche”.
Pues vaya.
La verdad es que no tengo una opinión clara sobre el tema; un brief debe inspirar creativamente, cierto, pero ¿un brief “poético” inspira más o mejor que uno prosaico? Al escribir un brief, ¿ayudamos más si proponemos caminos creativos concretos, o deberíamos dejarlo en algo más elemental y que sea el equipo creativo quien lo “suba”?
Ya sé que la respuesta debe ser un “depende del equipo creativo”, pero…